02. Poesía

27 Oct El Espejo de las Palabras : “Tauro”, para David

TAURO

(Para David)

 

Un Caballo de Troya de adjetivos
fabricaste, David, al decir “tauro”.
Dentro de ese caballo yo me instauro
para extraer tus calificativos:

 

seguro, fuerte, terco, posesivo,
pragmático, gruñón, respetuoso,
tozudo por paciente y rencoroso,
metódico, inflexible, reflexivo.

 

Cómodo, celoso, intransigente,
resentido, persona decidida,
prudente, confiable y persistente.

 

Te encanta el buen comer y la bebida.
El verde es tu color y, claramente,
te das a los placeres de la vida.

 

Leer más

27 Oct El Espejo de las Palabras : “Milagro Evolutivo”, para Maui

MILAGRO EVOLUTIVO

(Para Maui)

 

¿De dónde vienes, Maui?¿Adónde vas?
¿Qué trayectoria templas en mi oído?
¿Vienes de la raíz de lo sentido?
¿Vas hacia el interior de los demás?

 

¿Qué corazón antiguo y qué compás
hizo fuerte al flamenco en tu latido?
¿Con qué embrujo acunas un quejido
y transformas un nunca en un quizás?

 

Hay algo en ti, un verdor de luz de olivo,
unas alas traviesas en las manos,
un sirénido cante jondo y vivo.

 

Herencia del marfil de los gitanos,
eres, más que milagro evolutivo,
gran musa de los duendes darwinianos.

 

Fotografía: (c) Miriam Yeleq

Leer más

21 Oct El Espejo de las Palabras : “Maravillosa / Caótica”, para Isabel Illoro

MARAVILLOSA / CAÓTICA

(Para Isabel Illoro)

 

Como el mundo, con su azar y su vida,
con su noche y su día y su deshora,
con su cénit y su caja de Pandora,
con la fuerza del aire en su embestida.

 

Como el mundo, te digo, eres tejida
con los mimbres del mar y de la aurora,
con volcán y con sábanas de flora,
con los hilos de un río eres zurcida.

 

Te llamas Isabel y eres corteza,
magma candente, roca, cima, fosa,
toda fragilidad y fortaleza.

 

Cuando toca doler, tú, dolorosa.
Y si toca hermosura, tú, belleza
caótica en tu luz maravillosa.

 

 

 

Leer más

21 Oct El Espejo de las Palabras : “Afortunada”, para María Rozalén

AFORTUNADA

(Para María Rozalén)

 

María canta y su canto es nido
donde esperan las horas de la calma,
donde se asienta esperanzada el alma
presta a echar a volar tras un latido.

 

Canta María con su voz de arena.
Y en su verbo se enreda el sentimiento:
se hace fuente en su boca su lamento,
su gracia desbarata cualquier pena.

 

María canta y su palabra alada
respira, nos alivia, nos eleva,
nos salva de la noche destemplada.

 

Canta María al sur de la alborada
y el sol vibra; en su canto ella lo lleva.
Y sabe que es, por eso, afortunada.

 

Leer más

17 Oct El Espejo de las Palabras : “Encantador”, para Fernando Álvarez

ENCANTADOR

(Para Fernando Álvarez)

 

Encantador dijiste: lo escuchamos.
Fernando, encantador. Eso dijiste.
Y da igual si quisiste o no quisiste
saberte encantador, pero allá vamos.

 

Encantador, quizá, por la ternura,
por tu voz, tus maneras en el trato,
que no portas ni escudo ni armadura,
ni eres bache ni piedra en el zapato.

 

Encantador, tal vez, porque nos cantas
incluso en la distancia aquí, al oído
anudándonos luz a las gargantas.

 

Encantador, en fin, porque levantas
al cielo el corazón sin hacer ruido.
O tal vez, simplemente, porque encantas.

 

 

Leer más

10 Oct El Espejo de las Palabras : “Impulsivo”, para Manu Clavijo

IMPULSIVO

(Para Manu Clavijo)

 

Manu Clavijo: encaras los espejos
a una velocidad endemoniada.
A rastras, mal y tarde no haces nada.
La pasión se desborda en tus reflejos.

 

Persigues los acordes más complejos.
Vibras ante cualquier corazonada.
Viertes en serio tu alma enamorada
y eres alrededor de cualquier lejos.

 

Y cuando se te pide un adjetivo
—kamikaze de toda sutileza—
dices que eres perfecto e impulsivo.

 

Te late el corazón en la cabeza
y en el pecho razonas lo afectivo.
Emocional es tu naturaleza.

 

 

Leer más

04 Oct El Espejo de las Palabras : “Curiosa”, para Ma Fée

Este primer reflejo no se leyó nunca en antena pero, de algún modo, fue semilla para el resto.

 

CURIOSA

(Para Ma Fée)

 

Ma Fee: tú desmadejas siempre el hilo
del rumor cotidiano de los días.
Te asomas al espejo y no desvías
la mirada y te emplazas en su filo.

 

Exploras recovecos. Siembras dudas.
Recoges tempestades tras la calma.
Aireas soledades en el alma.
Cuanto más sola estás más te desnudas.

 

Lo tuyo es una búsqueda constante
de una firme verdad, tan luminosa
que se lleve las sombras por delante.

 

Ojalá tras la espina esté la rosa
y halle conocimiento en cada instante
tu corazón de ovillo, por curiosa.

 

 

Leer más