02. Poesía

02 Dic El Espejo de las Palabras : “Barbudo”, para Pablo Guerrero

BARBUDO

(Para Pablo Guerrero)

 

Érase un hombre a una barba pegado;
érase su mentón introspectivo
de cabello indomable y fugitivo;
érase un gran barbón: el más barbado.

 

Y era también Guerrero acostumbrado
a peinar con poemas lo afectivo;
érase un trovador superlativo
bajo lluvia de cántaros cantados.

 

Érase un alpinista de emociones;
silente observador, pero no mudo;
salvador de muchachas con canciones.

 

Érase humilde pensador desnudo
que heredó, de los pobres, ilusiones
y del sabio, la luz… y lo barbudo.

 

Fotografía: (c) Enrique Cidoncha

Leer más

02 Dic El Espejo de las Palabras : “Estupenda”, para Mila Hidalgo

ESTUPENDA

(Para Mila Hidalgo)

 

Mila, desbordas vida en tu mirada:
por azul, traes el cielo a quien te mira;
por clara, la verdad a la mentira;
por cálida, la luz a la alborada.

 

Con la dulzura de tu voz timbrada
de hidalguía y bondad calmas la ira.
Así, a tu alrededor, el mundo gira
con un suave rumor de carcajada.

 

Cuentan que en la noche más oscura
de cualquier laberinto hallas la senda
—y más por intuición que por ventura.

 

Abres los ojos y quitas la venda
a quienes tienes dentro, en tu ternura,
que dudan si eres linda o estupenda.

 

Leer más

24 Nov El Espejo de las Palabras : “Majo”, para Suso Sudón

MAJO

(Para Suso Sánchez Sudón)

 

Majo por majestad de las palabras,
por nobleza en el verso, Suso, majo
porque haces de la magia tu trabajo
y hay en tu reflexión abracadabras.

 

Por la imaginación, majo que labras
desnuda desnudez desnudo abajo;
majo porque te exhibes a destajo
con la sagaz locura de las cabras.

 

La majestuosidad de tu latido
acalla cualquier boca majadera.
Eres majo por bello y malherido

 

y cuando logras gema del gemido
traficas con poesía: es tu quimera
darle sentido a todo lo sentido.

Leer más

24 Nov El Espejo de las Palabras : “Bueno”, para Gabriel Vidanauta

 

“Busco piso y soy BUENO”

(Para Gabriel Vidanauta)

 

Eres un navegante de la vida.
Te haces llamar Gabriel y Vidanauta.
Quiso el azar hacer sonar la flauta
y obsequiarnos un ser a su medida.

 

Quedó la inteligencia agradecida
y en tu imaginación no existe pauta:
libre, como el dios de un astronauta,
bella, como una bestia en su guarida.

 

Deseas en Madrid sentirte pleno.
Paseas tu bondad por los garitos.
Regalas de ti mismo lo sereno.

 

Trazas sendas de luz sobre el terreno.
Resuelves lindes a los infinitos.
Busca piso tu hogar gentil y bueno.

 

Fotografía: (c) Inés Poveda 

Leer más

17 Nov El Espejo de las Palabras : “Graciosa”, para Noelia García Fernández

GRACIOSA

(Para Noelia García Fernández)

 

Eres de gracia llena y te rodea,
Noelia, la bondad de las sonrisas.
Es llegar tú y comenzar las risas.
Contigo hasta una piedra carcajea.

 

Eres graciosa y vas con tu salero,
tu porte y la elegancia que acarrea
recorriendo, platónica, la idea
de acallar a merced lo lastimero.

 

Jovial es tu universo y divertida
la luz que trae tu rostro cuando vienes
con tu expresión feliz entre las sienes.

 

De alegría tú fuiste concebida.
Hay gracejo en tus células y genes,
mas gracias, de verdad, las que tú tienes.

 

Leer más

17 Nov El Espejo de las Palabras : “Incoherente”, para Andrés Sudón

INCOHERENTE

(Para Andrés Sudón)

 

Llevas la incoherencia por montera
o al menos eso dices convencido,
pero yo te retraigo, Andrés, querido,
por más que de lo opuesto hagas bandera.

 

No eres más incoherente que cualquiera.
Tú, que amaste, de amor habrás sufrido.
Y ganaste después de haber perdido.
Y te sentiste otoño en primavera.

 

Eso no es incongruencia: es estar vivo,
y quien ante la vida está dispuesto,
vida obtiene, si logra estar activo.

 

Como tú, que has creado todo esto,
que conviertes los lunes en festivo
y los martes en lunes de repuesto.

 

Fotografía: (c) Inés Poveda

Leer más

10 Nov El Espejo de las Palabras : “Aprendiz”, para Tontxu Ipiña

 

APRENDIZ

(Para Tontxu Ipiña)

 

Qué complicado, Tontxu, es ser sencillo,
destilar sentimiento en lo pensado,
desamar con amor lo que fue amado
o fundar un hogar en un castillo.

 

Qué difícil hallar en el bolsillo
caramelos de luz por lo cantado,
reconocerse virgen de pecado
o esperanzar con verde el amarillo.

 

Pero todo es posible en esta vida:
hay quien siente su casa en cada huida,
quien basa su existencia en un desliz,

 

y hay quien ríe llorando de alegría,
quien, por seguir mirando, cuervos cría
y quien, siendo maestro, es aprendiz.

 

 

Leer más

10 Nov El Espejo de las Palabras : “Musical”, para Paloma García del Busto

MUSICAL

(Para Paloma García del Busto)

 

Paloma, eres un ave mensajera;
sonoro y musical es tu mensaje.
Nos hablas de la vida en el lenguaje
que utiliza la lluvia en las vidrieras.

 

De música no logra ser cualquiera:
hay personas que son roca y anclaje.
Tú, en cambio, eres cañada y oleaje
y es la senda del aire tu ribera.

 

Tu camino está pentagramado
y cada huella es nota en su escritura:
tu cuerpo es instrumento delicado.

 

De melodía, el tiempo y su andadura
van forjando en ti el son acompasado
que transcribes en noble partitura.

 

 

Leer más

03 Nov El Espejo de las Palabras : “Pragmática”, para Pamela P. Morante

PRAGMÁTICA

(Para Pamela P. Morante)

 

Pamela, tú fabricas los atajos
que recorren el bosque de tus días;
resuelves su espesor con cirugía;
zanjas su claridad con desparpajo.

 

Y afianzas los palos del sombrajo
por que no caigan sobre tu alegría,
que es, de felicidad, la ingeniería
que aleja a tu tristeza por debajo.

 

Buscas la utilidad más sistemática.
Se tornan oportunos tus obstáculos,
que salvas con tu praxis matemática.

 

Si serás risueña —y no dramática—
que colmas tu Calvario de espectáculos:
eres sabia y serena por pragmática.

 

Leer más

03 Nov El Espejo de las Palabras : “Gilipollas (y a veces Guapo)”, para Carlos Salem

GILIPOLLAS (y a veces GUAPO)

(Para Carlos Salem)

 

Puede uno verse guapo y gilipollas,
y feo y listo, Carlos, al espejo,
pero en cualquier cristal, tras el reflejo,
queda un aire de llanto de cebollas.

 

En la mirada propia es que arde Troya

con su mundo interior, y otro más lejos

que se acerca según somos más viejos,
quedándose sin luz las claraboyas.

 

En esa oscuridad solemos vernos
más torpes, menos vivos, más cansados,
más huérfanos de úteros maternos.

 

Se nos llenan de penas los cuadernos,
se nos mueren los pájaros besados,
y hablamos de la nieve en los inviernos.

 

 

Leer más