02. Poesía

23 Feb El Espejo de las Palabras : “Explosiva”, para Maribel González

EXPLOSIVA

(Para Maribel González Rodríguez)

 

Traes un big bang adentro, allá en tu pecho,
un corazón de lava y dinamita,
que, con tiempo y sazón, las penas quita,
aunque incube estallidos al acecho.

 

Mujer volcán, despierta. Te preparas
para entrar en acción sin previo aviso,
cual si no hubiera azar sin tu permiso,
o en tu efecto a la causa anticiparas.

 

Hasta este instante fiel, desde tu cuna,
generas buena onda (y expansiva),
causándole a los tuyos gran fortuna.

 

Boca de cráter. Voz. Palabra viva.
Maribel, luz de sol y giraluna
de condición turgente y explosiva.

Leer más

15 Feb El Espejo de las Palabras : “Perseverante”, para Rafael Alba

PERSEVERANTE

(Para Rafael Alba)

 

Al alba del saber, el periodista
que habita en cada poro de tu estampa
desbroza cada embrollo y cada trampa
mientras sigue a la pasta toda pista.

 

Al alba del sentir, el guitarrista
compone su cantar y, apenas campa
alrededor de sí, su lluvia escampa
con charcos de papel para el letrista.

 

Rafael, cantautor y articulista.
Alumbras la verdad con voz cantante
y cantas la verdad con luz de artista.

 

No se te pone nada por delante
que obture tu cabal punto de vista,
pues tenaz es tu andar perseverante.

 

Fotografía: (c) Inés Poveda

Leer más

15 Feb El Espejo de las Palabras : “Locuela”, para Belén Olmench

LOCUELA

(Para Belén Olmench)

 

La vida tiene en ti el mejor vehículo
con que experimentar las sensaciones.
Belén, posees tantos corazones
que no caben en un solo currículo.

 

Cada día es en ti un nuevo fascículo
que alimentas con neuras y pasiones.
Confirmas reglas por sus excepciones
y restas importancia a lo ridículo.

 

No estás loca de atar porque este mundo
necesita tu viento a toda vela,
tu ser más espontáneo y más fecundo.

 

Si el tiempo te acorrala y te desvela,
te obligas a exprimir cada segundo:
por lo vital y alegre eres locuela.

 

Fotografía: (c) Miklos Kocsmaros

Leer más

08 Feb El Espejo de las Palabras : “Guapo”, para Javier Álvarez

GUAPO

(Para Javier Álvarez)

 

Se cuela tu mirada por rendijas
que no estaban
, Javier, en tus reflejos.
Por ellas entra el sol en tus espejos
y en su luz venerable te cobijas.

 

La franja del cristal en que te fijas
devuelve un rostro limpio y sin complejos,
de expresión infantil en los festejos.
Y en su serenidad te regocijas.

 

Hay que jugar. Tú juegas a quererte,
que es amarse en el prójimo y, chulapo,
te disfrazas de ti por no venderte.

 

Tu corazón doliente, a todo trapo,
te hizo sentirte el novio de la muerte.
Pero ahora eres niño y libre y guapo.

 

Fotografía: (c) Jerónimo Álvarez

Leer más

08 Feb El Espejo de las Palabras : “Caótico”, para Adán Latonda

CAÓTICO

(Para Adán Latonda)

 

Dentro de ti, Adán, hay universos
cuánticos, azarosos, ambulantes,
y es mejor conocerlos cuanto antes
porque pocos no son y están dispersos.

 

No busques claridad en los reversos
ni asumas trayectorias sollozantes.
Acomódate bien, que otros instantes
sucederán, por fin, tras los adversos.

 

Del caos quedará lo que tú quieras:
la santa castidad o el juego erótico,
la unión más entrañable o las fronteras,

 

la luminosidad frente a lo gótico,
los muros de hormigón o las vidrieras,
tu otro yo más cabal o el más caótico.

Leer más

02 Feb El Espejo de las Palabras : “Vivo”, para Alessandro Brando

VIVO

(Para Alessandro Brando)

 

Alessandro que intuyes lo insondable,
que te abismas sincero ante el piano,
que haces a este Madrid más italiano
con tu voz personal y memorable:

 

cuando empieces a ser el más notable
admirador voraz de tu yo humano,
por más fragilidad que haya en tu mano
se harán tus universos más amables.

 

Tienes alma de sed. Y sed de artista.
Eres de la belleza. Y tu atractivo
reside en tu vital punto de vista.

 

Tu verbo ser no es tan copulativo
como profundo y existencialista
y es, por eso, tu don sentirte vivo.

 

Fotografía: (c) Enrico Sancho Arrighi

Leer más

26 Ene El Espejo de las Palabras : “NEGATIVA”, para Zahara

NEGATIVA

(Para Zahara)

 

Te enfrentas al espejo con soltura
con tus ojos vitales y despiertos.
Proteges tu optimismo de desiertos
convertida en oasis de armadura.

 

Cavas trincheras hondas de cordura.
Siembras rocas con mar frente a lo incierto
que impiden al dolor llegar al puerto
donde habita, sin monstruos, tu locura.

 

Zahara, santa voz, por negativa
inmaculadas son tus decepciones;
desde el frío al deshielo en tu saliva

 

nacieron —oh, salvajes— tus canciones.
Que en tu caída caigas hacia arriba
y se hagan voluntad tus oraciones.

Leer más

19 Ene El Espejo de las Palabras : “Eterna Aspirante Pero No Vencida”, para Christina Rosenvinge

ETERNA ASPIRANTE PERO NO VENCIDA

(Para Christina Rosenvinge)

 

Del relámpago eliges el fulgor
y no el tiempo que dura su destello;
lo aíslas del instante y con lo bello
de su brillo avivas tu interior.

 

Construyes, pues, tu propio resplandor
y lo haces perdurable y es por ello
que hay algo en ti de vela y es tu sello
la templanza entre el frío y el calor.

 

Como eterna aspirante y no vencida,
Christina, eres luciérnaga que alumbra
con plena luz, constante y decidida
el jardín de tus años en penumbra.

 

Que no das una cosa por perdida
pues viste oscuridades que deslumbran.

Leer más

19 Ene El Espejo de las Palabras : “Complejo Inocente”, para Juanlu Mora

COMPLEJO INOCENTE

(Para Juanlu Mora)

 

Ciertamente, el espejo está delante
y por delante quiero decir dentro,
en la fragilidad de este epicentro
que es terremoto y calma al mismo instante.

 

Pienso que mi inocencia no es bastante
y abro puertas de luz, aunque no entro.
Salgo de mí sin mí. Vengo a mi encuentro
y me abrazo feliz, triste y distante.

 

Soy complejo: ni yo mismo asimilo
esta forma de ser cruel y clemente
conmigo y con mi sombra y mi alma en vilo.

 

Sólo me salva el calor de mi gente.
Con ellos cerca logro estar tranquilo,
pues regresa mi infancia tras la frente.

Leer más

31 Dic Buenos propósitos

Hay que huir de los verbos
que se cierran por dentro,
como odiar o mentir
o callar o rendirse.

 

Hay que abrazar las puertas
que presagian paisajes
y dormir en las manos
de quien nos hace bien.

 

Hay que hundirse en los sueños,
navegar sus mareas,
para subir por dentro
al cielo en la mirada.

 

Hay que andar por el tiempo
recordando que el tiempo
son sólo los andamios
que sostienen el aire.

 

Hay que reconocerse
en todos los espejos
a todas las edades
y en todas las personas.

 

Hay que volver a casa
y agradecer la infancia.
Y hay que sobrevivir
a todas las batallas,
y no cerrar los ojos
si nos ponen la venda.

Leer más